Un día para recordar

Hoy es el décimo aniversario de los atentados del 11 de marzo. En todos los medios de comunicación se recuerda esta brutal masacre que acabó con la vida de 192 personas y dejó más de 1.800 heridos. Sin duda, unas cifras para no olvidar porque, detrás de cada una de ellas, hay un rostro, una historia y miles de familiares.

Es curioso cómo, cuando se produce una tragedia de esta magnitud, recuerdas exactamente lo que estabas haciendo minuto a minuto en el momento en el que te enteraste de la noticia. Incluso aunque habitualmente no recuerdes lo que comiste ayer.

Ese día yo, que trabajaba en Televisión Ciudad Real, entraba de turno de mediodía, por lo que estaba en mi casa tomando un café y haciendo zapping hasta que el horror me paralizó. No podía creer lo que estaba viendo y, menos aún, que estuviera ocurriendo en España.

No podré borrar de mi retina imágenes como la de un niño con el ojo completamente hinchado y amoratado como tampoco los rostros de otras víctimas cuya imagen iba saliendo en directo.

Pero, sobre todo, no olvidaré, y ninguno deberíamos hacerlo, la solidaridad que se desplegó desde el primer momento: Todo el mundo contribuyó desde el minuto cero en la medida de sus posibilidades, desde los viajeros que llegaron en los trenes posteriores hasta los vecinos de la zona, pasando por la impagable labor de los sanitarios o los miles de ciudadanos que desbordaron los hospitales para donar su sangre y poner su granito de arena con el objetivo de paliar los efectos de la tragedia.

Quizá ese sea el aspecto con el que nos debiéramos quedar en este día, el de la solidaridad que irremediablemente está vinculada al dolor, pero hay que tratar de sacar lo “positivo” de ese fatídico día para seguir adelante.

Eso sí, sin olvidar nunca los efectos que son capaces de sembrar los fundamentalismos más radicales ni a cada una de las personas que dejó su vida en aquellos trenes y que podían haber sido familiares o amigos de cualquiera de nosotros. En el fondo, toda España viajaba en aquellos trenes.

Me encantaría recordar el nombre de las 192 víctimas, incluido un bebé que murió al poco de nacer. Pero sería demasiado largo para el post, por lo que las quiero simbolizar en los dos hombres y dos mujeres de la provincia que perdieron la vida en aquella sinrazón: Ana Belén Gil Pérez, de 29 años y embarazada, que era natural de Almadén; José María López-Menchero Moraga, de 44 años y natural de Daimiel; Encarnación Mora Donoso, de 64 años y procedente de Granátula de Calatrava; y Florencio Aguado Rojano, de 60 años y de Tomelloso.

Pero, además, si impresionante fue la solidaridad, también lo fue la movilización ciudadana, la mayor que recuerdo en mis 37 años de vida, y de la que me sentí orgullosa de poder informar, aunque fuera desde el luto que invadía nuestra ropa y, sobre todo, nuestros corazones.

Ciudadanos de todas las ideologías, razas o creencias se echaron a la calle para condenar la barbarie. Incluso Ciudad Real, que suele ser una ciudad a la que cuesta movilizar, se echó a la calle. Jamás olvidaré los ríos humanos que recorrían nuestras calles en un lluvioso día, como si el cielo se sumara a nuestro dolor.

Es difícil pedir que, de un momento como aquel, se extraiga algo positivo. Pero, como todo en esta vida, hay que buscarlo porque lo hay. Quedémonos con ello, con aquella solidaridad y aquella unión sin fisura. Y recordemos siempre a las víctimas mortales, a los heridos que aún padecen secuelas físicas o pisológicas y a las familias de todos ellos.

Yo hoy quiero hacerlo con esta canción de Brian Crain, Dream of Flying. Y con esta entrevista que os recomiendo que leáis, porque a mi me impactó hablar con Mar y sentir cómo se le quebraba la voz diez años después.

http://www.lanzadigital.com/actualidad/mar_solana__aun_me_sobresalta_oir_la_sirena_de_una_ambulancia_-61383.html

Anuncios

Acerca de Merche Camacho

Periodista y apasionada de la vida... Que sólo busca un pequeño espacio de reflexión y de fantasía en estos tiempos tan acelerados...

16 Respuestas a “Un día para recordar

  1. Javier xokotonto

    Merche muy emotivo,lo que has escrito y también la entrevista.
    Como tu dices, uno no olvida donde estaba ese día y a esa hora de las explosiones, nunca lo olvidare.
    Pero aún en la mayor desgracia hay que ver lo positivo, y ese día, esos días, las personas de este país, los habitantes de Madrid, demostraron una gran solidaridad y que ya éramos un pueblo mayor de edad.
    Merche muchas gracias por recordar de esta forma ese día.

    Le gusta a 1 persona

  2. Gemma

    No hay nada mejor para expresar estados de ánimo y pensamientos que un buen tema musical, una elección excelente para poner a flor de piel los sentimientos. Un hecho que conmocionó a toda España, y que nunca se debe olvidar, que nunca más pague un inocente, que nunca más tengamos que revivir otro hecho como el 11-M.

    Me gusta

  3. Paqui

    Me parece un artículo precioso pues a pesar de que el tema es muy duro lo has tratado con mucha sensibilidad y respeto hacia las victimas y sus familiares.
    Es cierto que tod@s recordamos que hacíamos ese trágico día, pero también como todos unidos. como nunca, rechazamos la violencia.

    Me gusta

  4. JO!SE

    Episodio desgarrador en el contradictoriamente se vieron la peor y la mejor cara del ser humano.
    Sin lugar a dudas que fue mi peor despertar y que ni la voz sosegada al otro lado del teléfono de la que hoy es mi esposa lograron que mi mente quedara bloqueada y mi corazón sintiera la más profunda y solidaria de las penas.

    Tengo que reconocer que ese fatídico 11-M venció a mi espíritu risueño e hiperpositivo y que sin conocer la magnitud de tal locura como tampoco a ninguna de las víctimas, solo pude llorar, llorar y llorar.

    Me gusta

  5. Si Merche, asi es, un dia muy difícil de borrar de nuestras retinas y de nuestros recuerdos mas infelices, pero solo nos queda el consuelo de la “solidaridad”, palabra que hoy en día también está muy en boca de todos, por otras circunstancias. Eso es lo positivo, que somos un país, que cuando se necesita a las personas, se puede contar con ellas. Dia triste, de muchos recuerdos. Buen post, como siempre.

    Me gusta

  6. Conmovedor el tema y emotivo el post Merche. Yo tb recuerdo cada minuto de ese día y de los funerales de los días posteriores. Y recuerdo también las caras de madres y padres, hermanos pequeños … , en Guadalajara, Toledo o aquí en Ciudad Real. No me gusta este día. No me gustan los aniversarios fúnebres. Prefiero mirar al cielo, al sol con un sonrisa, aunque los ojos delatan la tristeza.
    Y sí tienes razón, hoy es uno de esos días que nunca podremos olvidar. No debemos.

    Me gusta

    • Sole, el único consuelo que nos queda es recordar siempre a las víctimas inocentes y, sobre todo, buscar el mínimo ápice de positividad que haya, que en este caso es la solidaridad de cientos de héroes anónimos que no lo pensaron a la hora de ayudar….

      Me gusta

  7. Que puedo decir…la música que has elegido ya lo dice todo.

    Me gusta

  8. Lola

    Yo vivía muy cerca de Atocha. Me despertaron las explosiones y nunca olvidaré nada relacionado con ese día, pero lo primero que se me viene a la cabeza cada 11 de marzo son las caras de miedo de la gente que corría por mi calle…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Follow Merche Camacho on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Diccineario

Cine y palabras

RECORTES DE MI MUNDO

Otro sitio más de WordPress.com

Hoy me como el mundo

Mesas dulces para fiestas temáticas, diseño de blogs wordpress, imprimibles y más...

David Jimenez

Blog de David Jimenez

telodigosindecirlo

realidad interpretada

sinmiedosniexcusas

"La felicidad es vivir en armonía con uno mismo". Inés Canal

A %d blogueros les gusta esto: