La belleza de la brutalidad

AlcaldeZalamea

Carmelo Gómez y Joaquín Notario en uno de sus duelos dialécticos / Foto de David Ruano (CNTC)

 

Brutal. Esa es la palabra que retumba en mi cerebro y mi alma una y otra vez tras sumergirme –porque me absorbió por completo- en la propuesta de El alcalde de Zalamea de Calderón que, dirigido por Helena Pimenta, puso en escena la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC) en su sede de verano, el Hospital de San Juan de Almagro.

Insisto, brutal era la palabra que cada latido de mi corazón lleva a que se repita en mi cabeza, pero una brutalidad como sólo la mano firme, pero siempre sensible, de Pimenta podía lograr: desde la belleza.

Con el aval de los éxitos ya cosechados y la serenidad que han dejado como posos los meses de representación y gira, el montaje llega hasta la Ciudad Encajera maduro, aunque sin perder un ápice de frescura, con el firme propósito de remover los cimientos de las conciencias –y las emociones- del espectador.

Y es que si el teatro tiene como objetivos conmover, entretener, emocionar, divertir y hacer reflexionar, Helena Pimenta y su magnífico equipo –tanto actoral como técnico- consigue alcanzarlos todos, haciendo vivir al público –que lo agradece con una gran ovación final en pie- un amplio abanico de sensaciones y emociones durante la más de hora y media que dura el espectáculo.

Violencia machista, corrupción, abusos sexuales… No son los titulares de apertura de cualquier telediario, sino los ingredientes con los que, hace 400 años a pesar de su lamentable vigencia, Calderón de la Barca compone esta historia en la que –sin faltar el honor- el abuso de poder que lleva a la comisión de delitos es compensado con el abuso de poder que garantiza la impartición de justicia.

A partir de esos ingredientes, la Compañía Nacional y Helena Pimenta componen un espectáculo imprescindible para el alma que sirve para degustar con todos los sentidos –porque se ve, se escucha, se saborea, se respira y se palpa- que nos deja momentos memorables, especialmente los que protagonizan Carmelo Gómez –quien parece que su vida cotidiana hablara en verso- y Joaquín Notario –a quien por más que creas que le has visto en el papel de su vida, con cada nuevo reto te vuelva a hacer pensarlo-.

Un Carmelo Gómez recuperado –gracias Helena- para el teatro y un Joaquín Notario al que este papel le ha valido un Premio Max -¡ya era hora1- se muestran inmensos en sus duelos dialécticos, ya sea desde el humor ‘especial’ de Calderón hasta la tragedia más profunda. Porque ellos ponen el rostro a las piruetas emocionales del texto –siempre guiados sabiamente por esa ‘mano que mece la cuna’ que saca lo mejor de cada uno de ellos- que arrastran al espectador de lo trágico a lo cómico, de la intensidad a la risa y viceversa, sin que tenga posibilidad de reacción.

Teatro puro, cine, música, danza, pintura… Helena Pimenta, que se apoya en la espléndida adaptación de Álvaro Tato, utiliza para componer su alcalde de Zalamea elementos de las más variadas disciplinas artísticas, provocando imágenes bellísimas como la inicial del juego de pelota o la lucha de espadas –en ambas usa el recurso de la ‘cámara lenta’ elaborando unas coreografías, que firma Nuria Castejón, difíciles de olvidar-.

AlcaldeZalamea2

Todos los actores merecen un especial reconocimiento, desde David Lorente a Clara Sanchis, pasando por Jesús Noguero o Rafa Castejón, sólo por citar alguno / Foto de J. Alberto Puertas (Festival de Almagro)

Pero si hay escenas en las que el dramatismo se desborda del escenario y traspasa al público, son las del rapto y violación de la hija de Pedro Crespo así como la detención de este y la confesión de su hija sobre cómo ha sido ultrajada, sus miedos y sus reacciones o la escena final con un imponente Carmelo Gómez llenando todo el escenario. Escenas en las que la música de Ignacio García y la iluminación de Juan Gómez Cornejo son elementos vitales para encoger el alma del espectador, quien casi contiene la respiración y siente, sin poder evitarlo, cómo se le eriza la piel…

Cierto es que también hay algún elemento que no encaja tanto al principio –como que Nuria Gallardo sea la doncella hija de Carmelo Gómez, igual que Rafa Castejón- pero está tan bien resuelto el montaje que tras la ‘sorpresa’ inicial, el público olvida las edades. Además, como dijo Calderón a través de Pedro Crespo, no importa errar lo menos quien acertó lo demás”.

Dicen que a la tercera va la vencida y, aunque desconozco lo que deparará el futuro, lo cierto es que esta tercera versión que de El alcalde de Zalamea hace la Compañía Nacional de Teatro Clásico merece ocupar ya un lugar destacado en sus 30 años de historia. En mi memoria, ya lo tiene. Gracias Helena. Gracias Compañía Nacional de Teatro Clásico.

 

Anuncios

Acerca de Merche Camacho

Periodista y apasionada de la vida... Que sólo busca un pequeño espacio de reflexión y de fantasía en estos tiempos tan acelerados...

8 Respuestas a “La belleza de la brutalidad

  1. Me hubiera encantado ver la obra contigo, con la crítica que haces aún me joroba más. Lo dejaremos para otra ocasión, porque las entradas están agotadas. Como siempre, tu forma de escribir: genial. Me encanta leer tus críticas, porque haces que sintamos todas tus sensaciones y sentimientos hacia la obra, en nuestra piel.
    Como decía aquella: nena… Tu vales mucho!!

    Le gusta a 1 persona

  2. consuelo

    Imagino que la representación se llevaria un montón de aplausos, esos mismos multiplicado por diez son los que yo te dedico a ti por tu magnífica crítica.

    Le gusta a 1 persona

  3. Raquel Montero

    Brutal habrà sido la representación de la Compañía. Subrayo punto por punto lo que has escrito. A pesar del frío que pasé el día de la inauguración, me encantó esta nueva versión de El alcalde de Zalamea.
    Lo que màs me ha gustado es tu forma de expresarlo. Brutal tambièn.

    Cómo se nota que la has escrito sin las presiones de llegar al cierre de la edición. Sino del disfrute de mostrar bajo la magia de tus palabras el sentimiento de lo visto en escena.

    Brutal ese arranque de expresividad.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Follow Merche Camacho on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Diccineario

Cine y palabras

RECORTES DE MI MUNDO

Otro sitio más de WordPress.com

Hoy me como el mundo

Mesas dulces para fiestas temáticas, diseño de blogs wordpress, imprimibles y más...

David Jimenez

Blog de David Jimenez

telodigosindecirlo

realidad interpretada

sinmiedosniexcusas

"La felicidad es vivir en armonía con uno mismo". Inés Canal

A %d blogueros les gusta esto: